Serenata

Serenata

A veces pasa, por las noches que digo que ya me voy a dormir y él dice que no tiene sueño y de todas maneras se va a acostar.

¿Te cuento un cuento? ¿O prefieres que te cante una canción? También tengo chistes y trabalenguas. Podría acordarme de algo que se parece a todo eso.
-¿no que tenías mucho sueño?
-No, ya no tanto. ¿Te canto?
-Cántame una de esas canciones de tu colegio
-¿De las de la iglesia?
-Primero las de tu colegio

♪♪Un canto de Amistad, de buena vecindad, unidos nos tendrá eternamente. Por nuestra libertad, por nuestra lealtad, debemos de vivir gloriosamente. Un símbolo de paz, alumbra el vivir de todo el continente americano, fuerza del optimismo, fuerza de la hermanad será este canto de buena voluntad…Argentina, Brasil y Bolivia……….♪♪ la canté completa a todo volumen.

¿Te canto otra?

-mjm

♪ Llegó la hora mis compañeros, de suspender con la maestra la lección. Dejen la historia, la geografía y hasta los verbos de difícil conjugar. Nada de sumas, nada de restas, ni de problemas en el verde pizarrón. Llegó la hora mis compañeros, de que vayamos a jugar…♪♪

¿Te la sabes?
-No – (bostezo)
¿Ya te estás durmiendo?
-No (bostezo) cántame otra
-Tú no te sabes ninguna. ¡Ah!, es que tú fuiste a escuela y yo a colegio.
-mjm…ahí viene la a ♪
-¡Nah! Tu solo te sabes las de cri-cri y Sombras nada más ¿Te canto las de la misa?
-¿Cantabas en misa?
-No, había un coro, era la misa de 10:30 en el Corazón de María yo iba porque me gustaba cantar fuerte. Además, si no íbamos a misa no teníamos permiso de ir a dar la vuelta a la Madero.

-¿Cuál te sabes de la misa?
-Ninguna completa, puros estribillos. El Puente Divino que nunca recuerdo como empieza. Ven con nosotros a caminar… bla, bla. El pescador de hombres. De qué color es la piel de dios, de qué color es la piel de dios, dije negra amarilla, roja y blanca es…♪♪…no me acuerdo.
-Búscalo en internet
-¡Ya sé!, me quiero acordar solita, que trabaje mi cerebro, no me importa. Mejor te canto otras.

Déjame buscar entre los discos que teníamos junto al “estéreo” en la casa. (Aquí me doy un viaje imaginario y muy claro, como suelo hacer cuando no tengo mucho que pensar. Y puedo ver lo que hay en cada espacio, en cada cajón, en cada closet… Voy a los discos)

-Mira, encontré el de Herb Alpert ¿sabes quién es?
-No tengo idea
-Un trompetista, este disco que veo, tiene Nunca en Domingo. Aquí está uno que se sacó mi hermano en un premio del radio, es de Cornelio Reyna, Me caí de la nube.

¡Ah! Melody, de Bee Gees.

El de Tijuana Brass Crema Batida.

¿Sabes quién es Rupert Holmes?
–no
Mira, este disco es color morado claro/rosa oscuro la canción es Him

♪♪Over by the window, there’s a pack of cigarettes, not my Brand, you understand, sometimes the girl forgets. She forgets to hide them. I know who forget those smokes behind…♪♪

Aquí tengo uno de Albert Hammond, es color crema 45 revoluciones también. Tiene la canción Nunca llueve en el sur de California

♪♪ Got on board on westbound 747 Didn’t think before deciding what to do, Ohh, that talk of opportunities TV breaks and movies rang true sure rang true. Seems it never rains in southern California…♪♪

También canta en español hay otro disco con la canción Échame a mí la culpa …♪♪ Sabes mejor que nadie, que me fallaste. Que lo que prometiste se me olvidó, sabes a ciencia cierta que me engañaste, aunque nadie te amaba igual que yo. Lleno estoy de razones pa’despreciarte y sin embargo quiero que seas feliz, y alla en el otro mundo en ese infierno encuentres gloria y una nube de tu memoria me borre a mi…♪♪

Mmmm, este es de Lorenzo Santamaría, no sé de quién era ese disco tiene la canción Para que no me olvides…

♪♪ Para que no me olvides y me recuerdes cuando esté lejos, han sido mis caricias, nuestros abrazos y nuestros besos. Para que no me olvides y esté presente en todos tus sueños, te he dado mi cariño que es lo más caro y mejor que tengo…♪♪

Uyyyy, Ricardo Ceratto ♪♪Solo pido que no falte un poco de sol en mi ventana, mañana, mañana. Solo quiero libertad que estalle de amor en las campanas, mañana, mañana. La juventud levanta su bandera y alza su voz en nombre de cualquiera, porque vivir es como un sol de oro. El sol nace para todos….El sol nace para todos y se entrega con amor…♪♪

El lado B tiene Qué más da…♪♪ Qué más da para quererse un beso aquí o un beso allá. El sol, la lluvia o las estrellas que más da. Una canción, un acordeón o un manantial. El rio, el bosque o un trigal. Qué más da para soñar cualquier paisaje o la ciudad…♪♪

Uno de Paul Anka …♪♪ Having my baby, what a lovely way to say how much you love me, having my baby I can see it, you face is glowing, I can see it in you in your eyes I’m happy you know it…♪♪

Jaja, este de Domenico Modugno…♪♪ Sabes que la distancia es como el viento, se lleva con el tiempo de un olvido…no me acuerdo porque cuando canta en español no le entiendo a su italiano. Pasa lo mismo con Volare…♪♪Nel blu di pinto di blue…♪♪

Ah! Este es de Sergio, me parece que este también se lo sacó contestando una pregunta en el radio. Me acuerdo cuando llegaba mi papá a la casa: ¿me llevas a radio ranchito? Me saqué un disco de regalo porque contesté una pregunta. Eran paseos a Radio Ranchito y Radio Capital …♪♪oigo radio capital..♪♪

Este disco es de Angélica María y la canción Dominique. Ja! Me la sé toda y es bastante mala…♪♪dominique, nique, nique, pobremente por ahí, va él cantando amor, y lo alegre de su canto solamente….♪♪ la voz tan fea que se le escuchaba, creo que la original era de unas monjas dominicas.

Estos discos que siguen….¿ya te dormiste?
-no (ronquidos)
Bueno, ya no te cuento, al fin que los que estoy encontrando son de música instrumental, algunos de los LP’s, el de Paul Muriat, Ray Coniff, Juan Torres y su órgano melódico, Frank Pourcel. Billy Vaughn.

Este de los Bribones está rayado en la canción de La carcajada…

♪♪el diablo se fue a pasear, y le dieron chocolate, tan caliente se lo dieron que hasta le quemó el gaznate, tan caliente se lo dieron que hasta se quemó el gaznate, pero ay, ja ja jai, ja, ja, ja, ja, jaja! Y el diablo se fue a pasear, le dieron pulque curado ay de tanto que le dieron que hasta se quedó tirado, pero ay ja, ja ja jai…♪♪ que tonta canción. O no tanto porque “el disco hasta quedó rayado” ja, ja jai.

Los aguaceros de Mayo. Dos Cosas. Tres regalos.

Hay muchos discos más, cada quien en esa casa de diez, tiene los suyos, hay de todo. Buenas noches, otro día le sigo…

L.Ruiz 2015

¿Quién tiene permiso?

En su momento, Ernesto Samper, ex presidente de Colombia. Rafael Nieto, Consultor en seguridad y asuntos militares para gobiernos latinoamericanos y Ted Galen Carpenter, Académico del Cato Institute. Afirmaron que México se estaba Colombianizando, que México iniciaba el proceso que vivió Colombia en los 80. México no hizo caso ni siquiera se ofendió y ya vimos lo sucedido. Ahora se previene a Argentina que no pase por lo mismo y México se ofende. Pregunta: ¿Qué boca está autorizada para afirmar un hecho? Por lo visto la boca del Vaticano no.

???????????????????????????????

No más preguntas

Ya no preguntes por qué lloro
no hace falta que busques las razones de mi risa
es tarde para que te cuente por qué tengo miedo
el tiempo te pasó en silencios alrededor de palabras
 
No hace falta que observes mis pasos ahora tan lejanos
no es tiempo de buscar cercanía, ya en la distancia se perdió
no es hora del abrazo, ya los brazos desaparecieron
 
No pierdas tu tiempo aletargado en palabras obsoletas
ya los oídos no escuchan
el perdón perdió su turno, no se formó a tiempo
y las soluciones se evaporaron en medio de la incertidumbre
 
Es muy tarde para encontrar lo que se han llevado tantas lluvias
y muy temprano para decidir la permanencia
pasó el tiempo, pasaron años guardando desacuerdos
 
No, no, el tiempo de los besos se acabó sin ser usado
no hay tiempo para reclamarlos
no hay recuerdos y no recuerdo tampoco
como se besa ninguna boca
 
Es tiempo quizá, en que el silencio luminoso
haga su entrada triunfal en el tiempo
se quede en el olvido el ruido de ayeres
quede solo el respeto al tiempo vivido
 
y el segundo siguiente empiece a sonreír
los segundos siguientes bailen mi canción favorita
los minutos que siguen canten y silben
las horas que vienen escriban letras de colores
 
Es tarde para tanto entre dos
entre medias tintas y sinsabores
se quedó esperando la zozobra
se aburrió de esperar el sentimiento
 
Se acabó el tiempo de dos
quede tiempo, entonces  para cada uno
tiempo en el que nunca más
habrá nada que preguntar
 
La realidad, no preguntaste nunca por qué lloro
es que siempre te dio miedo conocer la razón
L.Ruiz 2014

Y cumplo…

…esta época que tiene tantas acepciones, algunas variantes y muchas excepciones. Pocas reglas y un montón de obligaciones. Días en que la cursilería no tiene límites y los deseos están llenos de trámites. Una temporada rara, en la que se cumple a ciegas.

Mas de esto, un poco da permiso para irrumpir en la mente de aquel alejado, de aquellos ojos que hacen suspirar. De la sonrisa esa, que cuando suena se queda brillando hasta el siguiente encuentro. Es el mejor pretexto para que no se tome a la ligera un sentimiento, aun cuando se olvide dos días después. La época navideña se presta para andar de irreverentes y atrevidos. Diciendo, atrás del abrazo, un te quiero ‘deveras’. Detrás del buen deseo, el ‘deseo del bueno’.  Escondido en el beso, un ‘me encantas’.

Y muy por encima de todo eso, puras verdades que por la temporada no se notan. Es pues, una de las  magias de navidad, decir que se dice y que no se sepa todo lo que se dijo. Yo te quiero abrazar a ti, porque la verdad, me gustas mucho. Te quiero dar un beso porque la verdad me gustas mucho. Te quiero desear feliz navidad, porque me gustas mucho. Y quiero que tengas toda la alegría del mundo pues porque me gustas mucho. Mañana o el año que viene lo olvidamos y ya.

Buen pretexto para eso y más, pásatela…..por donde quieras, como quieras y Salud! L.Ruiz 2014

La gente de mis vidas

¿Una vida? No me sirve de nada una sola vida para reunir personas, he vivido muchas vidas, otros le llaman etapas. Son mis vidas en el mismo transporte. Uno que ha llevado, sobrellevado, aceptado y rechazado personas. Otros les llaman ángeles. Son mis personas en mis vidas.

¿Nombres? Tantos como sea posible, ninguno estorba, todos tienen una importancia muy especial. Otros les llaman almas gemelas, son los nombres de mis personas en mis vidas. Realidad de tierra, aire y fuego, palpables, presentes.

¿Olvidos? No hay ninguno, cuando más olvidados parecen, se aparecen en un aroma, en un color de luz, en una mañana cualquiera.  No olvido a mis personas porque siempre tienen el tino de presentarse justo cuando quizá ellos, también me recordaron.

¿Tiempos? Todos los tiempos. Otros les llaman momentos. Son mis tiempos en mis vidas, con mis personas. Cada tiempo de dos segundos, de tres días, de un año forman la eternidad necesaria para que un “para siempre” exista en el tiempo.

¿Caminos? Cada uno de ellos, sus curvas y peraltes, sus desviaciones y precipicios. Otros les llaman destino. Son mis caminos andados, en mis tiempos, durante mis vidas, con mis personas. Cada tramo le pertenece a mis pies y a un par de pies de las personas que me vieron recorrerlo, que me acompañaron, que me levantaron en sus brazos, que atestiguaron mis pasos.

¿Verdades? Todas son verdades. Y si algo fue mentira, se convirtió en verdad cuando el camino tuvo continuación. La mentira más grande, el engaño más desastroso fue la gran verdad que me empujó a pensar, a seguir. Todos los tiempos de mis personas, en mis caminos,  a lo largo de mis vidas son una absoluta verdad, la razón es que sigo sonriendo andando otra más de mis vidas.

¿Ustedes? Son ustedes, todos, esos que no puedo ver, que no puedo abrazar porque sabrá dios a donde se fueron. Ustedes que abrazo de vez en vez cuando un intento del tiempo se atreve a juntar nuestras miradas. Tú que te reíste del peor de mis chistes. Tú que me abrazaste para decirme que nada estaba perdido. Tú también, que aceptaste mi llanto infantil y desesperado. Tú que huiste cuando te conté que me acosaba un fantasma. Tú que le regalaste una televisión a mi niño para que viera su partido de futbol. Tú que me dijiste un día que yo no servía para nada. Tú que me cerraste la puerta cuando quise entrar. Tú que me regalaste una sonrisa y la dejaste pegada en mi rostro para que nunca me olvidara de que el mundo es bueno. Ustedes, esos locos que podían dormir en una banqueta porque la risa no les dio para llegar más lejos. Ustedes, con los que corrimos alrededor de la discoteca de un lado para otro mientras el resto bailaba a ritmo de “punchis, punchis” Tú, que un día ofreciste tu casa y tu familia para mi niño y para mí, aun cuando nunca supimos quién eras, y los vecinos dijeron que ni  tú ni tu familia existían.  Tú que me quieres porque no soy igual y porque a veces también soy muy igual. Tú y yo que nos acompañamos de fiesta en fiesta y que nunca olvidamos que lo importante estaba siempre en nuestra propia integridad y seguridad. Tú, que sin saberlo me dejaste conocer, vivir y hacer realidad uno de los grandes  deseos de mi vida. Tú, ustedes que le abrieron la puerta a mis letras y tú, ustedes que una vez en la luz, les colocaron alas.

And the list can go on and on…Tantos tú, tantos ustedes, tantos me faltan en este espacio. Ninguno me falta en el recuerdo, en el corazón, en mis vidas.

Voy a escribir tu nombre, tu tiempo y tu vida conmigo cuando tenga terminada la lista y entonces  puedas ver cuántas personas como tú, como ustedes, como usted, tan importantes, especiales, significativas y muy recordadas existen en todas mis vidas. Soy afortunada de saberte en mi equipaje de viaje.  Espero sientas también la fortuna de que yo haya sido también, parte del tuyo. (+lo que se acumule esta semana…)  L.Ruiz 2014.

No te asustes

La etapa que estás viviendo es la más valiosa a nivel personal, es la más importante de tu vida, los demás ya están bien, ahora te toca a ti.
No importan las lagrimas que quieras llorar, esas no son de hoy, son de todas las veces que las detuviste. No es la tristeza de hoy, es toda la que guardaste para que los demás no se preocuparan. No es la confusión de hoy, es todo aquello que no quisiste pensar, porque estabas ocupado en que los demás no se confundieran. No es un enojo hoy, son todos los enojos que no quisiste tener porque los demás estuvieran contentos.
Es el despertar de un tú que se durmió mientras el otro trabajaba. Es ahora, tu tiempo y no te preocupes demasiado, todo este camino de evolución te llevará justo a donde tú quieras, para sentirte cómo quieres sentirte el resto de tu vida. El tiempo que vives no es para deprimirte, es para divertirte dándole la cara a ese que quiere SU PROPIA VIDA, dale la cara con una sonrisa y verás que tu otro yo te da la idea perfecta para que puedas sonreír siempre, a pesar de lo que sea.
Te deseo un bonito día hoy, y quiero ver que sonrías aun cuando tengas ganas de llorar, también las lágrimas tienen cara bonita, no las confundas con la tristeza.
Conócete de nuevo y decide. Recuerda que cada hoy, es el futuro que decidiste ayer.
L.Ruiz. 2014 ahorita.

Querido Santa:

De niña me enseñaron a escribirte cartas, escribir siempre me gustó entonces no me era difícil dejarte una carta cada año debajo del arbolito. No sé si recuerdes ese arbolito, o todos lo que se ponían. Cada año estaban decorados diferentes. Tú no sabías, claro, porque tú llegabas cuando ya todo estaba listo y por cierto, cuando no había nadie en casa.
(Hoy tengo los ojos en el corazón de aquella niña, otro día te escribo como adulto aunque no te va a gustar nadita)
Además de casi cada fin de semana,  al principio de cada diciembre, mi papá nos llevaba al kilómetro 23. La excursión tenía el propósito de ir a escoger el pino, recoger piñas, heno, musgo y piedritas del río. Todo era para la decoración, ya en casa pintábamos las piñas y armábamos el nacimiento, que por cierto nunca estaba completo y había que comprar un burro nuevo, o pegarle las patas a algún borrego, era una casa donde había niños no se podía esperar menos. El árbol lo recuerdo gigantezco, por supuesto no lo era, así lo veíamos, en especial cuando había que treparnos a colocar la estrella. Se colgaban esferas de vidrio soplado hechas en Tlalpujahua y con las piñas, los grandes hacían arreglos que quedaban por toda la casa. La escarcha no siempre era la misma, nunca estaba bonita al salir de la caja entonces inventábamos, alguna vez con malvaviscos, otras con palomitas y mucho heno colgando de las puntas del pino.

El nacimiento tenía de suelo musgo fresco y muchos monitos, hasta soldaditos de plástico le puso una vez mi hermanito. Ahí, entre las ramas estaban las cartitas, todas bien ordenaditas y con la mejor letra de todo el año. ¿Sabes qué? Siempre te quise preguntar cómo hacías para saber de nosotros, porque en las cartas que nos dejabas como respuesta, a veces nos tocaba algún regaño (¿) ¡cómo sabías! Y los regalos, tuve la suerte de tener todos los que te pedí y los recuerdo. El hornito mágico en el que jamás hice un pastel, no sé para qué te lo pedí. La muñeca tuti, esa tan bonita y bien chiquita, tuve otra muñeca Fabiola, la muñeca que camina por sí sola, asustó tanto a mi hermano que la “operó” para sacarle el monstruo de adentro dijo. Cierto era horrible. Luego me trajiste otra, no entendí, yo solo te pedí una vez una mona, en realidad nunca me gustaron. Es que mi lista de juguetes no incluía muñecas ni juegos de té, ni pinturitas y esas cosas, incluyó el espirógrafo para hacer figuras y diseños de colores, el pizarrón mágico ese de polvo de imán algo así, para dibujar.

No sé qué contendrá mi lista para esta navidad, hace tiempo dejé de poner arbolitos y nacimientos. No, no tiene nada que ver con traumas o decepciones ni de recuerdos y nostalgias. Los tiempos cambian y los rumbos del sentimiento tienen un destino distinto sin necesidad de recordatorios rojos, verdes y dorados.
A veces me acuerdo de ti, dejé de acordarme desde aquella vez que te convertiste en mis Papás…

Y este año, si de menos pongo una serie de luces de colores en algún lugar  ¿te parece si me traes un frasquito de loción English Leather? ES que extraño mucho a mi Papá. L.Ruiz 2014

Deseos

¿Qué le vas a pedir a santa? Preguntó el reportero a un niño que vive en casa de lámina y cartón. Ridícula, absurda y estúpida pregunta –pensé- cómo se le ocurre hacer semejante cuestionamiento a un chiquillo en esas condiciones.

El niño, con una sonrisa gigante respondió –un pollo rostizado calientito y una mochila-. El reportero sonrió como idiota.
El reportaje, por supuesto, tenía esa intención, que se propagara el sentimiento entre la población para arruinarles el bocado que tuvieran en su boca y se dispusieran a “donar” para la causa.
Desde ¡por favor!, hasta ¡Por el amor de dios! ¡Por tu madre! o ¡por todos los santos! la súplica para remover la compasión. Y quienes más dan, son quienes menos tienen, esa es la maravilla del ser humano, de muchos que en silencio ayudan, acompañan y están siempre, sin hacer alarde.
Cómo pedirles a los políticos ¿entonces? ¡Por sus testículos! ¡Por sus ovarios! Tengan compasión, piensen. ¿Qué funcionario público le va a llevar a ese niño –o a muchos- un pollo rostizado calientito comprado con su propio dinero? Y por favor… sin foto como evidencia.
Deseo que todos los políticos tengan una amarga navidad, que su pavo elegante les sepa a cartón, que las bebidas tengan sabor a lluvia ácida, que en su brindis las copas elegantes se estrellen. Deseo que por una noche se les apachurre el corazón. Quiero que lloren por sus no triunfos. Y que el dinero que reciban sin haberlo trabajado, les queme las manos.
No, no soy tan mala, es que me duele la carencia, me duele el dolor de muchos que no tienen y más me mueve que por sobre todas las cosas, ellos saben sonreír mientras los políticos, el gobierno se queda con lo que no les pertenece.
Y que todos los demás, nosotros, tengamos un temporal de festejos alegre. Que pase pronto la obligación social y volvamos a la vida inventando nuevos caminos, recuperando amistades, abrazando satisfacciones y sobre todo, que nunca se pierda la sonrisa que viene del corazón. Y que los niños que tienen hambre reciban su pollo rostizado calientito y su mochila para ir a la escuela. Que viva el mundo…sin políticos. L.Ruiz 2014

Ranas

Se estampa una palabra rara en el cristal de agua perniciosa y las ranas no tienen un salto más. Cuando la lluvia de dientes de goma se esfuerza por ahogar las letras, es entonces que las hojas de papel cortado destrozan la idea de rendirse ante un portal desierto y,…

Ningún desierto existe ahora que los entes difusos de piernas largas se entorpecen en el espacio unos a otros, porque las señales invisibles del mundo los hacen sordos y mudos y ciegos.

Cada una de las arenas de un desértico espacio se ha transformado en clicks, zumbidos y pulsaciones. Esa palabra rara estampada en el cristal es eso que hoy, puede ser el peor de los tiempos y que serán por cierto, el mejor de los tiempos cuando el agua y las ranas no tengan más mundo que respirar.

L.Ruiz 2014

Que nadie me vea

De promotores y artistas

En cada ámbito, en cada círculo, en cada entorno se suscita casi siempre lo mismo.

Quienes trabajan en el quehacer cultural, podrían creer que son los únicos que padecen del pretendido mal, los espacios, el presupuesto, la promoción, la difusión, la asistencia.

Las instituciones culturales no están exentas de este mal, y cuando poco se trabaja, se tiene el recurso importante para justificar el medio trabajo: “no hay recurso”.

 

Es la frase más escuchada y es la respuesta inmediata de la incompetencia, misma que se repite y se extiende a cada uno de los lugares en donde la gente quiere trabajar, para no acabar gravitando en donde no se quiere estar.

Creen los promotores culturales que solo ellos no tienen apoyo, ojala fuera así, porque entonces, quienes no sufrieran de ese mal, podrían apoyar. En realidad nadie apoya porque todos buscan lo mismo.

 

Si los hacedores del arte se apoyaran entre sí, si las burbujas culturales no existieran, si el compadrazgo y la amigología estuvieran extintas, si los egos se anularan, si quienes piden aplausos, los dieran también.

Si quien escribe comparte al que canta, si quien canta comparte con el músico, si quien pinta comparte con el poeta. Si quien promueve incluye a sus propios enemigos. Si el desconocido se hace presente entre los conocidos, si los conocidos dejan de invitar a sus amigos.

Si todos somos para todos, no habría institución que se atreviera a negar un recurso que a final de cuentas, sí existe.

 

L.Ruiz

Festivel de Literatura del Noroeste Tijuana 2014

Volver al horizonte

Aquel que parecía único, que era único. Un horizonte marcado por certezas, por necesidades, por complacencias. Un horizonte que abarcaba los kilómetros necesarios para sostener a tantos que con una sonrisa llegaron a él. Parece que un día se desplomó y con él, en esa misma línea cayeron todos a un abismo del que aun tantos no logran salir. Los pocos, enfilaron sus pasos hacia la nada, construyendo caminos, pensaban que quizá los demás encontraran las huellas y los alcanzaran. Nadie espera, todos caminan. Ninguno se regresa, habría que volver a imaginar un horizonte, igual como lo hicieron la primera vez. Los que se perdieron porque pensaban que ahí había terminado todo, no quisieron levantar la mirada, escuchar las voces, nadie sabe tampoco que pasó con aquellos que se quedaron, sin embargo es fácil imaginar, se dieron por vencidos al mismo tiempo y como eran muchos, se compadecieron unos de otros y decidieron que eso era su final. Los otros aun no llegan a su horizonte aunque ya lo tienen perfectamente bien imaginado. ¿Quién se queda? ¿Quién se va? ¿Quién quiere llegar? Yo, ya me fui.  L.Ruiz 2014

 

Temporal

Desde octubre, sin razón alguna, no visitaba ningún centro comercial, ni tiendas de autoservicio, ninguna tienda. Pensaba entonces que los arreglos navideños no debían estar a la venta aun, revueltas con sobrantes de septiembre, Halloween y día de muertos. Pensé también que eso era lo que provocaba que el espíritu navideño desapareciera y con ello el año avanzara significativamente más rápido.

Hoy, después de dos meses, fui a un centro comercial ¡ahí estaba eso que llaman espíritu navideño! El olor a pino fresco, las luces, las esferas, los nacimientos. El aroma, el aroma. Y entonces recorrí los pasillos, disfruté ver a la gente cargando bolsas con adornos, los niños de bufanda y gorro. Un santa clos en espera de los chicos para la fotografía. Si ya sé, consumismo y deudas. Solo que me refiero a que haber dejado pasar el tiempo sin ir a un lugar comercial, me regresó de pronto a eso que hace que uno sienta que la magia de diciembre navideño está en el aire. L.Ruiz 2014

¿Que si soy fan de Hombres G?

Me parece que más, soy fan de aquella chamaca que fui.  Que con todo y el camino empedrado que anduvo con su chiquillo de la mano, en búsquedas, encuentros y crecimiento, siempre se topó con alegrías que la hicieron olvidar por momentos que el mundo tenía mucho más que una lagrima amarga porque,  si, Hombres G estuvo, con sus canciones en ese recorrido.

Algún concierto por allá del 87, un montón de letras que la hicieron llorar o reír y bailar. Soy fan de aquella que creyó minúscula, soy fan de un pedacito de mi vida que no fue sino el escalón para empezar a subir, despacito esta escalera que aún no termina.

Si, entonces pues, soy fan de Hombres G, hoy me vi de nuevo y hoy me abracé con cariño, porque la que caminaba y caminaba soñaba con esta que ahora soy.

A veces los conciertos que se reviven, hacen que nos reconozcamos y nos conozcamos vivos a través de la música.

El boleto fue mi regalo de cumpleaños y con mis ya mero 50, me declaro hoy  fan de Hombres G. Y de mí. L.Ruiz 2014

« Older entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores