De cristal


Era un puente hecho de ventanas, el recorrido transparente. Abajo, una parvada de aves. Caminando sobre los cristales, en mi mano un libro enorme que no alcanzo a reconocer, en la otra, tu mano.

Colgando de tu hombro un portafolio de piel, en tu mano dos libros, uno azul con llamas amarillas el otro, uno rojo con imágenes blancas y violetas, en tu otra mano, la mía.

Tu rostro, el que conozco, barbado blanco, tu sonrisa por debajo del bigote mostrando tus blancos, blancos dientes. Tu voz, se perdía al final del puente, ese, hecho de ventanas, transparente.

Decías –escucha mi corazón que late rápido- y tu voz se disipaba en el aire.

Dije –esto es ridículo- y apretaste mi mano que temblaba.

Dijiste –deja que se sienta porque al terminar el puente, también desaparezco yo-

Era un paseo sobre los cristales que terminó justo cuando yo quería besarte, porque no tuve nada que decir.

Y desperté…

 

(HL) L.Ruiz 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: