Volver al horizonte


Aquel que parecía único, que era único. Un horizonte marcado por certezas, por necesidades, por complacencias. Un horizonte que abarcaba los kilómetros necesarios para sostener a tantos que con una sonrisa llegaron a él. Parece que un día se desplomó y con él, en esa misma línea cayeron todos a un abismo del que aun tantos no logran salir. Los pocos, enfilaron sus pasos hacia la nada, construyendo caminos, pensaban que quizá los demás encontraran las huellas y los alcanzaran. Nadie espera, todos caminan. Ninguno se regresa, habría que volver a imaginar un horizonte, igual como lo hicieron la primera vez. Los que se perdieron porque pensaban que ahí había terminado todo, no quisieron levantar la mirada, escuchar las voces, nadie sabe tampoco que pasó con aquellos que se quedaron, sin embargo es fácil imaginar, se dieron por vencidos al mismo tiempo y como eran muchos, se compadecieron unos de otros y decidieron que eso era su final. Los otros aun no llegan a su horizonte aunque ya lo tienen perfectamente bien imaginado. ¿Quién se queda? ¿Quién se va? ¿Quién quiere llegar? Yo, ya me fui.  L.Ruiz 2014

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: