La gente de mis vidas


¿Una vida? No me sirve de nada una sola vida para reunir personas, he vivido muchas vidas, otros le llaman etapas. Son mis vidas en el mismo transporte. Uno que ha llevado, sobrellevado, aceptado y rechazado personas. Otros les llaman ángeles. Son mis personas en mis vidas.

¿Nombres? Tantos como sea posible, ninguno estorba, todos tienen una importancia muy especial. Otros les llaman almas gemelas, son los nombres de mis personas en mis vidas. Realidad de tierra, aire y fuego, palpables, presentes.

¿Olvidos? No hay ninguno, cuando más olvidados parecen, se aparecen en un aroma, en un color de luz, en una mañana cualquiera.  No olvido a mis personas porque siempre tienen el tino de presentarse justo cuando quizá ellos, también me recordaron.

¿Tiempos? Todos los tiempos. Otros les llaman momentos. Son mis tiempos en mis vidas, con mis personas. Cada tiempo de dos segundos, de tres días, de un año forman la eternidad necesaria para que un “para siempre” exista en el tiempo.

¿Caminos? Cada uno de ellos, sus curvas y peraltes, sus desviaciones y precipicios. Otros les llaman destino. Son mis caminos andados, en mis tiempos, durante mis vidas, con mis personas. Cada tramo le pertenece a mis pies y a un par de pies de las personas que me vieron recorrerlo, que me acompañaron, que me levantaron en sus brazos, que atestiguaron mis pasos.

¿Verdades? Todas son verdades. Y si algo fue mentira, se convirtió en verdad cuando el camino tuvo continuación. La mentira más grande, el engaño más desastroso fue la gran verdad que me empujó a pensar, a seguir. Todos los tiempos de mis personas, en mis caminos,  a lo largo de mis vidas son una absoluta verdad, la razón es que sigo sonriendo andando otra más de mis vidas.

¿Ustedes? Son ustedes, todos, esos que no puedo ver, que no puedo abrazar porque sabrá dios a donde se fueron. Ustedes que abrazo de vez en vez cuando un intento del tiempo se atreve a juntar nuestras miradas. Tú que te reíste del peor de mis chistes. Tú que me abrazaste para decirme que nada estaba perdido. Tú también, que aceptaste mi llanto infantil y desesperado. Tú que huiste cuando te conté que me acosaba un fantasma. Tú que le regalaste una televisión a mi niño para que viera su partido de futbol. Tú que me dijiste un día que yo no servía para nada. Tú que me cerraste la puerta cuando quise entrar. Tú que me regalaste una sonrisa y la dejaste pegada en mi rostro para que nunca me olvidara de que el mundo es bueno. Ustedes, esos locos que podían dormir en una banqueta porque la risa no les dio para llegar más lejos. Ustedes, con los que corrimos alrededor de la discoteca de un lado para otro mientras el resto bailaba a ritmo de “punchis, punchis” Tú, que un día ofreciste tu casa y tu familia para mi niño y para mí, aun cuando nunca supimos quién eras, y los vecinos dijeron que ni  tú ni tu familia existían.  Tú que me quieres porque no soy igual y porque a veces también soy muy igual. Tú y yo que nos acompañamos de fiesta en fiesta y que nunca olvidamos que lo importante estaba siempre en nuestra propia integridad y seguridad. Tú, que sin saberlo me dejaste conocer, vivir y hacer realidad uno de los grandes  deseos de mi vida. Tú, ustedes que le abrieron la puerta a mis letras y tú, ustedes que una vez en la luz, les colocaron alas.

And the list can go on and on…Tantos tú, tantos ustedes, tantos me faltan en este espacio. Ninguno me falta en el recuerdo, en el corazón, en mis vidas.

Voy a escribir tu nombre, tu tiempo y tu vida conmigo cuando tenga terminada la lista y entonces  puedas ver cuántas personas como tú, como ustedes, como usted, tan importantes, especiales, significativas y muy recordadas existen en todas mis vidas. Soy afortunada de saberte en mi equipaje de viaje.  Espero sientas también la fortuna de que yo haya sido también, parte del tuyo. (+lo que se acumule esta semana…)  L.Ruiz 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: