Y cumplo…


…esta época que tiene tantas acepciones, algunas variantes y muchas excepciones. Pocas reglas y un montón de obligaciones. Días en que la cursilería no tiene límites y los deseos están llenos de trámites. Una temporada rara, en la que se cumple a ciegas.

Mas de esto, un poco da permiso para irrumpir en la mente de aquel alejado, de aquellos ojos que hacen suspirar. De la sonrisa esa, que cuando suena se queda brillando hasta el siguiente encuentro. Es el mejor pretexto para que no se tome a la ligera un sentimiento, aun cuando se olvide dos días después. La época navideña se presta para andar de irreverentes y atrevidos. Diciendo, atrás del abrazo, un te quiero ‘deveras’. Detrás del buen deseo, el ‘deseo del bueno’.  Escondido en el beso, un ‘me encantas’.

Y muy por encima de todo eso, puras verdades que por la temporada no se notan. Es pues, una de las  magias de navidad, decir que se dice y que no se sepa todo lo que se dijo. Yo te quiero abrazar a ti, porque la verdad, me gustas mucho. Te quiero dar un beso porque la verdad me gustas mucho. Te quiero desear feliz navidad, porque me gustas mucho. Y quiero que tengas toda la alegría del mundo pues porque me gustas mucho. Mañana o el año que viene lo olvidamos y ya.

Buen pretexto para eso y más, pásatela…..por donde quieras, como quieras y Salud! L.Ruiz 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: