De poco


De bruces contra el retrato invisible de sonrisa quebrada y lágrimas resecadas en el espacio. La punta del dedo delineando el tiempo invisible, sordo, tan peligroso reflejo. Los ecos de las voces esparcidas por el suelo y los recovecos de las inspiraciones perdidas en los bolsillos. Puños de sueños condenados al vacío. El aullido del tiempo recae despacio en el vapor de la luna y el universo se detiene para acallar los lamentos enloquecidos. Reposo del murmullo, silencio del ahogado. De vuelta al infinito con las caras cubiertas pretendiendo que el retrato aquel no es invisible. La necedad, todo siempre es imaginación. L.Ruiz 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: