Albañil


A todos los que leen, escriben y crean porque también son albañiles, algunos no muy buenos por supuesto, como yo, que he amontonado ladrillos sin forma. Muchas veces olvidé que la mezcla debía tener también arena y alguna pequeña construcción se me cayó encima, muchos de mis andamios no los supe equilibrar.
Somos albañiles y quizá no lleguemos a ser un perfecto arquitecto, mucho menos del propio destino. Quiero quedarme en el nivel de albañil, empujarme a acarrear bloques y vigas para cobrar a destajo y saborear la ganancia como éxito diario.
Seres humanos, albañiles de las propias construcciones y de las grandes destrucciones también. Carretilla en mano, entre arena, cal y cemento sin destino y sin puerto. La construcción de un día, la edificación de una vida que será justo del tamaño y el peso que los hombros puedan resistir. Una que se pueda dejar en una esquina de cimientos profundos, paredes fuertes, puertas para salir corriendo y ventanas que permitan la entrada de la luz de otros ojos. De la santa cruz, un montón de orígenes. De los albañiles, todos. Tengan un alegre y productivo día, hoy y siempre. L.Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: