Pues no, ni tanta


Agradezco su tiempo. Muchas gracias por su atención. Agradeciendo responda la presente. De antemano, por su atención gracias. Ya las más exageradas cerraban con Su más atento y Seguro Servidor. Muchas formas de finalizar una carta, un documento, una propuesta o una solicitud.
Como tantas otras frases y palabras que en su tiempo de novedad, eran parte importante de la imagen de la persona que enviaba, frases que, lejos de ser obligatorias, eran realmente atentas y llenas de formalidad.
Las frases de despedida daban la pauta para la siguiente comunicación, era como finalizar en persona con un apretón de manos y en la mirada el mensaje de “confíe en mí”
Probablemente se siga escribiendo con la misma intención y cuando se firma el documento se tiene la seguridad que será respondida de manera favorable. Así se envía, más ya no se recibe igual. Si acaso se tiene una respuesta será un acuse de recibido, sin intenciones de darle seguimiento.
En otro tiempo, la carta tenía el sello y la firma de quien recibía y el original quedaba en la charola para entregar a quien corresponda, mismo que respondía aun cuando fuera a través de la secretaria. Personalmente se entregaba, personalmente se recibía.

Y como la comunicación electrónica facilita los envíos, de la misma forma facilita al otro, borrarlos, las posibilidades de recibir respuestas afirmativas, lo mismo que negativas es mucho más sencillo.
En un correo electrónico puede suponerse cualquier mensaje entrelineas, sobre todo cuando la redacción es reducida y el vocabulario pobre. La atención de regreso no existe en la mayoría de las veces.
Cuando la persona se presentaba con un documento, solicitando audiencia, una cita o una entrevista. Se escuchaban frases de negativa con una sonrisa, no lo puede atender, está en una larguísima reunión, dese una vuelta más tarde, vuelva mañana, le agendo una cita. Sin embargo no se cerraba la puerta y el seguimiento se daba de una u otra forma.
En un correo electrónico ya no se escucha nada ni se recibe una sonrisa que suavice la negativa, la atención de ida existe, la de vuelta simplemente se esfumó. L.Ruiz 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: